Su primera Final

El Deportivo Alavés de Mauricio Pellegrino ha llamado la atención del fútbol español por dos razones fundamentales. La primera derivó del hecho de que, iniciando el curso con más de 15 caras nuevas,empezase a jugar como un equipo reconocible antes que casi cualquier otro. En segunda instancia, fue la calidad de sus tres jóvenes promesas, Fernando Pacheco, Theo Hernández y Marcos Llorente, lo que matizó su carácter defensivo aportando un brillo al producto definitivo que lo ha convertido en uno de los proyectos más ilusionantes y seguidos por el espectador neutral. Esta noche, en la Final de la Copa del Rey, muchas serán las miradas pendientes de sus progresos.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
A nivel estructural, ninguno es tan importante como el mediocentro de la cantera del Madrid. En etapa formativa, Marcos Llorente llamó la atención de público y técnicos gracias a su capacidad organizativa, y como extra, también incluso por dejar entrever un potencial ofensivo impropio de su demarcación, al destacarse con eslalons y llegadas esporádicas al área que generaban peligro e incluso goles. Dicho de otro modo, se excedía de las responsabilidades de un pivote sin, pese a su juventud, ignorar las que le correspondían por naturaleza. Sin embargo, a lo largo de su temporada de debut en la élite no ha mantenido esa ruta. Como pivote posicional del 4-2-3-1 vitoriano, Marcos ha sobresalido más por sus quehaceres defensivos que por su aporte con el balón. Equilibrando el sistema, orientando los ataques del rival, determinando los momentos de robo y liderando las acometidas para concretarlo ha sido un bastión que ha opositado a mejor especialista defensivo del campeonato. Una barbaridad. Pero con la pelota, sin dejar a deber, no ha ido tan sobrado.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Lo primero a describir sería el perfil táctico del Alavés. El conjunto de Pellegrini siempre ha priorizado el orden y no se ha tomado ningún lujo en forma de despliegue de piezas en ataque que pudiera afectar a su respuesta en transición defensiva. Se trata de uno de esos modelos que están pensando en cómo defender hasta mientras ataca.
Ello ha desembocado en que Llorente no haya gozado de demasiadas líneas de pase operativas durante los inicios de las jugadas, y por tanto, hacer fluir el ataque siempre ha sido bastante difícil. Dicho esto, en lo que a él respecta, ha sufrido en algunas ocasiones por aparente falta de velocidad en la ejecución. El futbolista es consciente y ha desarrollado un giro, una media vuelta, que reproduce con fiabilidad, le aleja de la marca del rival y le regala más tiempo y espacio para tomar y plasmar sus decisiones, pero aunque el recurso esté ahí, no ha parecido la solución definitiva. Hoy, frente a un FC Barcelona al que se espera motivado, al Alavés no le bastará con que complete la casi imposible misión de hacer que Messi no gane otro título por sí mismo, sino que deberá ser el apoyo para los demás que permita a los vitorianos desinflar y esquivar la presión culé en los momentos en los que Busquets la instala tan arriba como pretenderá. Si supera esta prueba, a la progresión de Marcos Llorente no se le podrá poner un solo límite.

Un nivel Mayor

La Juventus de Massimiliano Allegri se subió por penúltima vez al cuadrilátero para demostrar que en Italia es el peso pesado que decide dónde y cuándo asestar los golpes definitivos. Su Coppa ante la Lazio, un ejercicio de suficiencia demoledor, se desarrolló sin apenas emociones, en uno de esos escenarios en los que la voz y el voto corren de su cargo, subrayando una superioridad que deja a sus rivales muy necesitados de golpear primero y que, además, las cosas le vayan sonriendo. De lo contrario todo caerá por el propio peso específico de un equipo prácticamente intocable en lo referente al fútbol italiano.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Esta vez fue la Lazio de Simone Inzaghi la que se vio aturdida por el poder que la Juve maneja actualmente, cuya intensidad se manifiesta en todo contexto y con igual resultado. Los laciales quisieron replegar y después presionar, cambiaron de dibujo y lo intentaron de diversas maneras, variables, todas, insuficientes sobre el césped. En ese intento de igualar la diferencia de nivel competitivo e influencia individual las cosas reflejaron lo que significan Daniel Alves y Paulo Dybala, dos cracks que vienen de explicar una semifinales de Copa de Europa. Se constató en la final de Coppa que cuestionar planteamientos desde el posicionamiento o el ritmo, desde la iniciativa o la réplica, a la Juve, ahora mismo, le viene siendo completamente indiferente.

Fue hasta tal punto así en la noche de ayer que las bajas de Khedira y Pjanic no comprometieron su discurso, adaptado a las circunstancias y con la tranquilidad de contar con piezas que ganan partidos con el añadido de darles forma y quitársela al rival. Inzaghi, aplicado en la defensa de su propio campo, con armas para dañar al espacio, se encontró sin ellos porque la Juve es un candado con la pelota, tratándola con el cuidado con el que se trata lo más delicado. La Lazio de Baldé, casi siempre en repliegue, vio pasar la circulación bianconera una vez los de Allegri se adelantaron con otro certero momento de puntualidad de esa leyenda llamada Daniel.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
No contento con eso, Bonucci puso el 2-0 y le quitó toda la música a la sala. Los romanos, que salieron en 3-5-2, buscando el espacio para Baldé e Immobile, veloces a la contra, se vieron muy comprometidos por el resultado y por la baja de Parolo, lesionado en mitad del primer tiempo. Eso obligó a Inzaghi, no sólo a reconfigurar su ‘XI’ y su dibujo, sino a presionar arriba. La idea tuvo tintes dramáticos porque fue desperdigada, y eso lo vio Dybala para abrir en dos el sistema de Inzaghi con una agresividad, con una conciencia de hacer daño en la zona de pivotes ante las que nadie en Italia, en situaciones así, puede hacer frente. Esa aparición, la del astro argentino para castigar lo emocional, fue la puntilla. Ahí, en el control orientado de Dybala en la medular, se acabó definitivamente la final. La Juve es otro nivel.

Alves y Dybala fueron siempre demasiado para Inzaghi

Alemania

Vamos a ponernos nostálgicos. Más que de costumbre. Vamos a hablar de inviernos extremos ejerciendo toda su crudeza sobre céspedes impracticables, de ocho calles de gélido tartán alejando a los protagonistas de la grada. De botas negras embetunadas, de pantalones ceñidos a medio muslo y embadurnados en barro y verdín. De cuando los colores de las camisetas no brillaban tanto y a los futbolistas había que distinguirlos por sus movimientos sobre el campo porque no los veíamos en Ultra HD en nuestras televisiones de cincuenta pulgadas. Vamos a volver a ese ambiente de la vieja Copa de Europa por el UHF de una pequeña televisión clandestina en blanco y negro. A cuando los grandes partidos eran excepción y se saboreaban como un bocado único. A cuando jugar en Alemania no era un compromiso ligero. Era ‘JUGAR EN ALEMANIA, UF’.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Cinco décadas de competición del Real Madrid por el continente arrojaron un muy reprochable balance de únicamente una victoria (que no fue lograda, atención, hasta el año 2000 en Leverkusen) y tres empates sobre suelo alemán en un total de veintidós visitas. Lo habitual era sucumbir ante el rodillo alemán y doblar la rodilla ante la temida fiereza teutona. El madridismo, y el fútbol europeo en general, vivía su particular batalla del bosque de Teutoburgo cada vez que tocaba jugar eliminatoria en Alemania. Los queruscos se vestían de Bayern, de Mönchengladbach, de Hamburgo o de Karlsruhe, pero el resultado era invariable. Arrasados, pisoteados, goleados con crueldad por la obra y gracia de un modelo futbolístico que acabó convirtiéndose en leyenda.
Pero los tiempos están cambiando. Aunque la Mannschaft brilla y el criadero de futbolistas trabaja a pleno rendimiento, los clubes alemanes son un poco menos alemanes, futbolísticamente hablando. El guión ha dado un giro argumental radical y las estructuras germánicas ya no gozan de la firmeza de antaño. En las cinco últimas temporadas, el Real Madrid ha aumentado

Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla. notablemente su cotización en suelo germano. En sus siete últimas visitas, el saldo es de cuatro victorias contundentes (dos en Gelsenkirchen y otras dos en Múnich), dos derrotas (Dortmund y Wolfsburgo) y un empate (precisamente, en la última visita al Westfalenstadion, hace ahora un año), unos logros impensables hace apenas una década. El crecimiento y la supremacía europea del Real Madrid en este último lustro son incontestables incluso en suelo germano. Tal vez sea porque en Alemania la clase media futbolística, saqueada de forma sistemática no solo por el Bayern sino por el resto de los gigantes del continente, se ha visto debilitada seriamente en los últimos tiempos y el salto competitivo es demasiado notorio. O quizá la implantación masiva de futbolistas de otras nacionalidades, tan beneficiosa en otros aspectos, haya incidido de manera negativa en la forja y conservación de la marcada identidad y personalidad del fútbol alemán, la misma que en tantas otras ocasiones fue argumento más que suficiente para defender posiciones e infundir terror ante rivales de mayor peso específico. Alemania, lastrada por el fenómeno de la globalización futbolística y donde ganar es ya casi una costumbre, ya no es el infierno hecho fútbol. La Copa de Europa ya no es la Copa de Europa. Y tú y yo somos cada temporada un año más viejos.

ÏNGLESES

Harry Kane. Todo orbita en torno a Harry Kane. Ha necesitado seis temporadas en la delantera del Tottenham pero ya se ha ganado el derecho a ser el centro de atención. El nuevo hype del fútbol europeo, con tan solo 24 años. La sensación del momento, que decíamos antes de que Internet nos enseñase a expresarnos como si tratásemos de ser quien no somos. El fútbol moderno necesita héroes para contar sus historias. Héroes que se dibujan en las columnas de los diarios. Héroes cuyas angulosas mandíbulas y torneados torsos se modelan en las redes sociales a golpe de hipérbole desatada y desmedida. Héroes aupados sin mesura por la insufrible maquinaria mediática para dar satisfacción a la imperiosa necesidad de vender ilusión al aficionado en forma de futuribles fichajes. Como si el juego no fuese ya sobradamente ilusionante por sí mismo.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Tiene muchas cosas Kane. Muchas más de lo que uno cabría esperar de un delantero tan inglés, en apariencia, como él. No solo tiene algo tan básico en un atacante como el gol (31, 27 y 35 en las tres últimas campañas). Es que además resulta que es un futbolista que entiende el juego de una manera excepcional. Que no ciñe su misión sobre el césped a cazar el balón y empujarlo adentro. Tengo la sensación de que Harry, quizá como Rooney, es un delantero que interpreta los partidos desde todas las perspectivas posibles y con una visión global del juego, no solo desde la que por posición en el campo le correspondería. Y esa característica es la que dispara su valoración y su cotización porque lo convierte en un jugador especial y diferente. No es el delantero más rápido, tampoco el más técnico y habilidoso con el balón en los pies. Ni siquiera es un cabeceador portentoso porque no es particularmente potente, como cabría deducir de su tosca estampa y de un trazo más británico que el té con scones. Pero sí posee una capacidad innata para potenciar sus condiciones gracias a su inteligencia y a su habilidad para leer el fútbol y percibir lo que el devenir del juego precisa de él en cada momento.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Para muchas voces, Harry Kane, que a veces uno se lo imagina, rubio y marcial, a los mandos de Spitfire sobrevolando el Canal de la Mancha, no vino anoche al Bernabéu para arrancar ese valioso punto que mantiene en vilo la primera posición del grupo. Lo hizo para presentar sus credenciales y acumular méritos como hipotético futuro jugador del Real Madrid. ‘Harry se emocionó mucho viendo la despedida de Totti en su último partido con la Roma. Esa idea de jugar siempre para un mismo club… Espero que Harry esté mucho tiempo con nosotros. A él le encanta el Tottenham y se identifica como pocos con el club, porque viene de la academia‘. A Mauricio Pochettino, técnico con el que Kane ha despegado definitivamente hacia el estrellato y que ha armado un auténtico equipazo al noreste de Londres, le tira más la idea de que el futuro inmediato de su mejor futbolista siga en clave spur.

El Gran Barcelona

Claro es evidente que Iniesta es único. A lo que me refiero es que me parece muy arriesgado poner a Coutinho de centrocampista. Ya sea en un 4-3-3 o en un 4-4-2. Porque jugar de centrocampista al mas alto nivel implica unas habilidades y una constancia que a dia de hoy Coutinho no tiene. De ahi que te dijera que me parecia raro que solo tuvieras la duda de la banda derecha con Dembele. 

No hay nadie como Andres, pero lo lógico sería intentar buscar a alguien lo mas parecido posible, si se quiere instaurar de nuevo el juego de posicion, o al menos a alguien que sea centrocampista (no mediapunta).
A mí lo que me parece es que se está infravalorando la figura de Andrés Iniesta de un modo que estoy lejos de compartir. Su baja es más importante de lo que considero que se reconoce últimamente. Creo que su salida y la emoción culé por la misma es más por su trayectoria que por su rendimiento reciente (aunque alejado de su cima) y lo que este, así como por las características de base de Iniesta, independientemente de su rendimiento, posibilita que ocurra en tiempo y forma en un equipo como el Barcelona. Del mismo modo creo que se infravalorando los arrebatos de “el partido es de Iniesta” que, pese a que cada vez durasen menos, en parte, considero, por la estructura del FCB (con la selección se ve que no es así), creo que acaban condicionando los partidos en grado sumo, tanto emocionalmente, como por lo que supone, en especial, en Leo Messi. 
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
En clave culé, me parece una mala noticia a medio plazo que el encargado de cubrir de la baja de Iniesta, con independencia de cómo se haga en lo colectivo y de que, a día de hoy, el nivel medio sea superior, sea Coutinho, es una muy mala noticia.
Claro, el principal problema es que el barcelona no tiene medios top (mas alla de Busquets, porque Iniesta se va) para ejecutar ningun estilo. Es imperioso que eleven la calidad del centro del campo. 

Luego respecto al estilo, es debatible hacía donde debe dirigirse el club. Yo creo que debería acercarse de nuevo al Cruiffismo por dos razones: 

1) Porque con ese estilo es como el Barcelona ha empezado a competir de tu a tu con el Real Madrid y el resto de grandes Europeos en los ultimos 30 años. Esto implica volver a trabajar la cantera en ese sentido. Si se hubiese sido cortoplazista en los 80 y 90 no se hubiera creado jugadores como Pep, Xavi, Cesc, Iniesta, Busaquets..etc. 

2) Como dice Adrian Cervera, es ese estilo lo que mejor le viene a la columna vertebral actual (Pique, Busquets, Messi). Otros jugadores como Ter Stegen, Umtiti, Sergi Roberto, Alba..etc tambien se sienten comodos jugando a eso, 

Por lo anterior creo necesario volver a los origenes, siempre con los matices necesarios para ser competitivos en la época actual. Esta claro que no siempre vas a fabricar jugadores de elite en tu cantera para jugar con este estilo (Xavi, Iniesta, Busquets). En tal caso debes acudir al mercado para intentar traer aquellos jugadores que se puedan amoldar. El madrid tiene a Modric y kroos. Pero aun estan otros como Pjanic, Verrati, Eriksen..etc No son tan buenos como los que tiene el Madrid pero no por ello sería imposible competir con ellos: 
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
-Hay que recordar que estos jugadores potenciarian a Pique, Busquets y Messi (que si son elite en lo suyo), 

-Y aunque no estuviera dicha columna, tambien entran en juego a la hora de competir otros aspectos como el trabajo del entrenador o la evolución de los jugadores. Modric y Kroos cuando llegaron al madrid no eran ni la mitad de buenos que ahora. ¿Quien sabe lo que podrían evolucionar jugadores como Pjanic, Eriksen o Verrati en un contexto Barça? u otros mas jovenes como Fabian..

El Campeón

6) Umtiti y Piqué. Lo mismo que Ter Stegen pero una línea por delante. Sosteniendo muchas veces el tinglado cuando los rivales lograban saltarse esa presión. Eso sí, a los pocos segundos les llegaba la ayuda. Insisto en que me parece clave que ha corrido mucho el Barça este año. 

7) Messi, obviamente. Clave para colar detalles que sumaran victorias y puntosno, una y otra vez. Más preciso que nunca en su carrera en las faltas directas, lo que sin duda es un atajo tremendamente útil para sumar puntos de manera “ajena” al juego. 

8) Preparación física. Se ha visto a un Barça muy superior en este aspecto a no pocos de sus rivales. Esto, claro, suma mucho. No puedes ejecutar esa presión si no estás muy bien físicamente. Porque, al contrario que otras veces, en este Barça la tendencia era que la presión se diera antes del juego, para facilitar procesos, no como una consecuencia del dominio. Clave el físico ahí.  Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.

9) Tampoco es que el Madrid haya apretado mucho. Se cayó muy pronto de la pelea por el título y no han sentido presión en ese aspecto. Con un RM a su nivel en Liga estoy casi seguro de que el Barça habría temblado más veces.
Visto de este modo tambien es cierto. Quizas es “culpa” de haber tenido a Iniesta ahi, que nos ha malacosumbrado. Sería, en todo caso, sostenible un mediocampo de 3, con Cou en el, en un 4-3-3? Es decir, 3 delanteros + 1 semidelantero (Cou).
Si el sistema se mantiene, para mí la única duda que me surge es quién ocupe el lado derecho. 

De hecho, no lo hemos comentado aún, pero -entre unas cosas y otras- qué poquito ha enseñado Dembélé hasta ahora, ¿no? Y no dudo ni mucho menos de su capacidad ni sus prestaciones, sin embargo, de cara al próximo año, empieza en otro punto que Coutinho. ¿No te da esa impresión? 

Seguramente sea uno de los grandes debes de la temporada del Barça.
¿Solo tienes la duda para el año que viene de quien ocupara el extremo derecho? Te parece entonces que es adecuado entregarle a Coutinho el interior izquierdo a pesar de que todos pensamos que a dia de hoy es un jugador para el último tercio (sin tener tampoco seguro que vaya a evolucionar contra su naturaleza? 
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
A mi me parece que de cara al año que viene hay que traer 2 interiores top (uno para suplir Iniesta y otro para competir con Rakitic pues como tambien algunos han comentado el croata es un buen centrocampista pero no de los mejores) así como un tercer atacante mas o menos contrastado que ataque al espacio para complementar a Suarez y Leo (Dembele tiene muchas cualidades pero esta muy verde). En ese contexto Coutinho puede ir aportando cosas tanto en la delantera como en mediocampo, segñun el rival. Pero otorgarle la titularidad en el interior izquierdo a un jugador que a día de hoy es mas un mediapunta vertical (e irregular) se me antoja arriesgado por no decir irresponsable. 

Todo ello claro en clave Barça de Messi, en el cual es liston esta muy alto.